170524 encuentro UCCEl Centro Universitario Cardenal Cisneros (CUCC) organizó un año más el Encuentro de Equipos Educativos de organizaciones que aprenden al que asistieron en representación de FSIE MADRID, Mª Belén López y José María Méndez.

Esta vez, el tema central del Encuentro era el Aprendizaje y Servicio. Así, tras una bienvenida, pasamos a la exposición central de la mañana por parte de Pilar Aramburuzabala. Pilar, profesora e investigadora del Dpto. Didáctica y Teoría de la Educación de la UAM, nos introdujo con gran entusiasmo sobre este tema. Nos definió Aprendizaje y Servicio (ApS), como una forma de educación experimental que integra el servicio a la comunidad con el aprendizaje, para enriquecer la experiencia de aprendizaje, enseñar responsabilidad cívica y fortalecer las comunidades. Según Aramburuzabala, ApS no es un programa de voluntariado sin más o una práctica sin más, sino que hay un beneficio mutuo más allá de lo académico y hecho para todo el mundo sin edad. Para tener una buena práctica educativa en ApS, hay que reunir cuatro requisitos: Reflexión, Participación, Aprendizaje y Servicio.

Tras el descanso, el CUCC, planteó tres talleres diferentes sobre “Experiencias de transformación del entorno”:

-        Exposición de Juan Vicente, orientador del IES Miguel Catalán. Premio docente más innovador. En el que expuso su experiencia de implantación del ApS en Coslada a través de su centro.

-        Escuela Infantil Grimm (Comunidad de Aprendizaje), por parte de Sara Carriedo (Directora) y Carmen Bermejo (Educadora). Contaron cómo han hecho un centro de referencia de ApS en Rivas Vaciamadrid, contando con todas las personas que forman el centro, padres y alumnos, esto es, una Comunidad de Aprendizaje.

-        Design for Change Spain, por parte de Miguel Luengo (presidente), que habló del ApS como algo necesario en nuestra educación.

Desde este espacio, queremos agradecer al CUCC su invitación y transmitir la enhorabuena por su organización y acierto en el tema tratado en este IV Encuentro. No olvidemos que los conocimientos sin más, sin unos valores aprendidos desde niños que busquen ciudadanos comprometidos socialmente, no construyen sociedades. Necesitamos que los adultos del futuro tengan a lo largo de su vida escolar y en su construcción como personas, una referencia experimentada de caminar con otros y buscando el bien común.